miércoles, 10 de febrero de 2016

Inteligencia y perspectivas.

las diferentes perspectivas que tiene todo ser viviente crean su propia realidad, podríamos decir que es su ''dimensión'' en la que viven pero más que eso es una perspectiva de una realidad vista por el mismo, aunque, no podemos decir que hay una realidad estandarizada para cada clase de seres vivos, como por ejemplo la misma va a ser para un pez que para otro pez, y la misma que para un humano que para otro, pero distintas la de un humano que para la de un pez, ya que aunque físicamente sean saludables y con el mismo ojo, desde el nacer de cada ser vivo, es diferente y se llevan a cabo miles de factores que los hacen seres únicos, lo difícil sería calcular todas estas variables, para tener solo una aproximación de lo que es en total cada ser y por ende como ve el mundo a través de sus percepciones de lo que ve y siente.

Hoy en mi clase la maestra dijo que nuestros padres al estar creciendo nos adoctrinan (o nos educan) para no hacer cosas que no quieren que hagamos, reglas etc, el niño como tal va a ser el que se adoctrina a sí mismo, ya que el al final toma las decisiones, no sus padres. La única manera de adoctrinar seria usando sus sentidos de supervivencia en su contra como la violencia o el miedo, junto con la recompensa y la ganancia, siempre al final el niño se adaptará y aprenderá como funciona dicho sistema, y al ser un ser en evolución constante, aprenderá cómo burlar dicho sistema y volverlo decadente con el tiempo, encontrando patrones y usándolos a su favor.

Esta inteligencia es natural en cualquier ser, por eso es tan difícil hacer que un número vaya a decirte que tan inteligente eres, ya que los factores que están incluso alrededor de ti, al hacer una evaluación, junto con todos los estados que puedas tener (de ánimo, gusto, etc) afectan a la inteligencia que es algo muy variable y sin ser fijo, o poner una aproximación. Dicho esto sabemos que la inteligencia como tal es un poder, una habilidad que realmente no te podrá convertir en un sabio, sino en un genio, sin serlo como tal.