lunes, 15 de agosto de 2016

El Templo en el silencio y soledad

Las personas a través del tiempo se van ''separando'' en grupos poco a poco mas exactos y pequeños, una parte de esta se ve afectada en la soledad debido a su peculiaridad en estas categorías invisibles, dando bienvenida a la aislación real o psicológica aun estando presentes falsos amigos o ya de plano, seres ajenos a tu amistad.

La cuestión dificil aqui es que nadie puede abrir la gran puerta de tu templo y casa, y no es porque no exista otra llave, sino más bien es porque dicha llave, aun existiendo más copias, siguen siendo peculiares y solo alguien igual o más profundo puede deleitarse con la escucha de tu mente. Aun teniendo a personas cercanas, la soledad no termina en puntos de divergencia a través del tiempo, sino que se van profundizando más si se tiene el valor de seguir con tu personalidad en pie. ¿Quién más que tu puede llegar a cometer tal hazaña?.

Nadie en lo más profundo de tu ser puede llegar a sacarte, porque no es sacarte de tu templo, sino de hacerlo más grande, para que en la lejanía otras personas como tu, puedan verlo en las llanuras casi inhóspitas de templos destruidos, o vagos y abandonados altares con esperanzas fallecidas a través de una batalla perdida, más  no me refiero al concepto de perder la victoria, sino de perder el rumbo hacia la victoria no por quedar cegado con la niebla de el cansancio, sino por aceptar una derrota al ver una imitación de esta vendiendo tu alma a la popularidad, com comprando el trofeo de imitación vacío y ligero, dejando el real a la vista, dejándose perder con la lejanía a través del tiempo.

Mira pues, que ese no es tu caso si sigues luchando, ya que pues aunque estés perdiendo las esperanzas y pienses que dejaste atrás todo eso, parte de ti quiere sufrir y piensas todo eso, al no ser más que ganas de sentir más dolor, negando así pues esto es la realidad y no por ello es malo, más bien es un signo de que estas decayendo más, y tu mism@ lo haces para que dicho templo sea más fuerte, al igual que a una espada al forjarla se le tienen que dar martillazos para que  quede fuerte ante la batalla futura, tú estás volviendo más poderoso tu templo, para la tormenta que se avecina.

El vacío no llega al estar solo en la oscuridad, sino al estar con gente que al ver sus ojos, los ves con partes de ellos, sino ellos mismos gritando de dolor a través de sus ojos, y unos ya de plano, están completamente vacíos, mostrando que nunca floreció el crecimiento en ellos y vagan sin rumbo en lo inhóspito del todo dormidos sin poderles despertar, no muertos.

Pero no desesperen ante dichos seres que abundan diariamente con ustedes, al final los que prosperan en un ambiente inhóspito, obtienen la verdadera realidad, la verdad y no vivirán en un mundo de mentiras, será y es siempre más satisfactorio tener el trofeo genuino, brillante y pesado en tus manos, que la pobre imitación de la cual no perdura para siempre.