jueves, 4 de agosto de 2016

Silencio, y una calma en el azul que se levanta de la oscura noche en una mañana Parte 2

Al quedarte un tiempo en ese lugar, la armonía del lugar se fusiona contigo, la calma y la paz se distribuyen en el entorno con una suavidad tranquila de la corriente del aire que pasa por tu cuerpo, tranquilamente lo escuchas por tus oídos de una manera cálida y lenta, como si fueran parte de una ola. Y sigues tu travesía a través de la plaza solitaria con el eterno resplandor de los rayos de la madrugada, brillando y cambiando a un tono nostálgico parecido a el de un amanecer anaranjado iluminando cada vez más el cielo despejado lleno de estrellas tenues brillando lenta y tenuemente mientras sigues fusionándose con el ambiente.

Después de un tiempo de caminar junto a la llanura, decides introducirte a la misma; Caminando y viendo un árbol solitario, te identificas con el, y te diriges a la colina en la que está, al aproximarte a el sientes una corriente calida y fresca que te reconforta a momentos, y llena tus oídos de su tenue sonido recordándote el ahora de tu momento.

Al llegar al árbol, decides tocarlo con tu palma y un brillante recuerdo inunda tu imaginación, recordándote a ti, en el pasto acostado, lleno de árboles en un otoño, viendo las hojas caer y a el brillante sol, no sabes cuando fue ese momento, pero te llena de nostalgia, las preguntas inundan tu mente mientras sigues tocando y viendo la textura del árbol, ¿donde estoy?, ¿Donde estará mi hogar? dichas cosas que siento provienen de un lugar distinto a mi realidad, estas letras que leo, me leen a mi, y yo las vuelvo imágenes, 2 realidades, mi cuerpo y mi mente, sin duda sincronizarlas traerá paz a mi alma, y mi realidad física no es más que una pizca de ahora en mi eterna y verdadera realidad sin tiempo como lo conozco en el periodo fisico de mi mente sin recuerdos de mi verdadero ser.

¿Que más tengo que seguir haciendo que infiltrarme en mi mente tratando de explorar los lugares más recónditos de mi propia realidad?, danzar con mi realidad es un arte, leerlo es imposible con palabras, sino más bien aprender a leerlo con experiencias y sentimientos es un arte concebido por explorarme y esa es la manera de entender en donde estoy, sino más bien aun es imposible, por la manera en como e aprendido en el mundo físico a corrompido mi verdadera lengua, no dudo que algun dia el camino escondido de esa realidad vuelva a mi con el fin de mis ataduras físicas.

Al final de esto, descubres un castillo gris y decaído con el tiempo, y te diriges a el, para leerlo con tus experiencias propias.


::Continuará::